Necesito dinero a corto plazo: ¿es la inversión online una buena solución?

por | 27 junio, 2018

Hay un amplio espectro de la sociedad que es impaciente por naturaleza, en todos los ámbitos de la vida. Y las finanzas, o el mundo del ahorro, no iba a ser menos.

El perfil inversionista de un ahorrador es muy importante a la hora de reconocer qué pautas va a seguir a la hora de depositar su confianza en una serie de productos o de mercados: no es igual la manera de operar de un conservador que la de un adverso al riesgo, de igual forma que poco tienen que ver cómo opera alguien a corto plazo que alguien que prefiere el largo aunque es cierto que todos tienen algo en común, su interés en obtener dinero rápido y seguro con Finmark FX.

Si hablamos del corto plazo, necesitamos productos que tengan importantes volatilidades –para asegurarnos una buena rentabilidad en el momento en que llevemos a cabo nuestro exit- y al mismo tiempo dispongan de una gran liquidez: esto es, podamos entrar y salir exactamente con la misma facilidad.

Imagen: pexels

Cómo invertir a corto plazo

Cuando decidimos centrarnos en las operaciones a menos de doce meses, estamos en un mercado con casi infinitas posibilidades. Hoy por hoy bolsa, las opciones y futuros, las divisas o las criptomonedas ofrecen la mejor versión de sí mismas en las operaciones a corto plazo.

¿Por qué? Pues básicamente por la volatilidad a la que estos mercados están sujetos. Al ser mercados de compra y venta inmediata, las variaciones en las cotizaciones son casi instantáneas en cuanto se escucha o confirma una noticia reseñable: datos macro de un país, informes sobre la evolución del petróleo –o cualquier otra materia prima de primer nivel-, crisis en países o entre países suelen ser fundamentales a la hora de provocar fuertes subidas o fuertes bajadas.

Desde este punto de vista, si un inversor dispone de las herramientas y de la información necesaria para anticiparse al mercado, invirtiendo en momentos de cambio de tendencia –o desinvirtiendo-, podrá incrementar sus saldos de ahorro de manera muy interesante.

No lo olvides, es fundamental estar informado. Obligación de cada inversor es estar al día de lo que ocurre, y no solo en el mundo financiero: también en el económico y en el geopolítico.

De ahí que una tarea más dentro de la rutina sea revisar de manera periódica –y esto es varias veces a la semana- foros especializados, blogs de gurús, revistas y prensa salmón para saber qué se cuece en el día a día. A partir de ahí, y con los conocimientos suficientes, hay que tratar de actuar en consecuencia en nuestras inversiones.

Además de estar informado, hay que saber cómo funciona cada mercado. Y esto no supone que hayamos invertido en ellos casi con una venda en los ojos: supone que hayamos dado el uso pertinente a los distintos simuladores que cada plataforma de prestación de servicios financieros nos ofrece.

Estos simuladores, que nos permiten invertir con dinero ficticio, son la mejor herramienta para aprender cómo funciona cada mercado.

Una vez seamos duchos en el día a día, es el momento de lanzarse al mercado y, con ello, a las operaciones a corto.