Reemplazando el sensor de detonacion paso a paso

por | 20 abril, 2020

No a todos les gusta echar mano de las reparaciones de su vehículo, bien sea por no querer ensuciarse, por la inseguridad de no saber mucho sobre el tema, o simplemente no le gusta este tipo de oficios. Sin embargo, cuando se hacen cosas a las que no se está acostumbrado y se obtienen buenos resultados, la satisfacción que genera es agradable.

Sustituir el sensor de detonación es una tarea bastante sencilla, en la cual se pueden dar pininos en la mecánica; incluso, es posible que sea una buena oportunidad para compartir con un hijo o hija que guste de este tipo de actividades o proyectos.

Manos a la obra

Este es un método sencillo de seguir, solo necesitará tener a mano el manual de usuario, las herramientas y quizá algo de música para amenizar:

  • El vehículo debe estar apagado y con el motor frío para no quemarse con ninguno de los elementos bajo el capó.
  • Retire la tapa superior del motor, la del colector de admisión, y también el conjunto del cuerpo del acelerador.
  • Identifique el sensor de detonación con ayuda del manual de usuario, para asegurarse de no estar confundiéndolo con otro componente.
  • Retire el conector eléctrico.
  • Quite los tornillos y pernos que sujetan el sensor al bloque.
  • Extraiga el sensor averiado y compárelo con el nuevo, para asegurarse de que sean iguales.
  • Instálelo en su lugar y siga de nuevo los pasos anteriores, pero a la inversa.

Una vez que todo esté en su lugar, encienda el vehículo y esté al pendiente de escuchar si existe algún ruido aparte del propio del motor.

Al sospechar de la existencia de averías en el sensor de detonación no deje de atenderlas, es mucho más económico reponer dicho elemento en lugar de cambiar el motor completo. Si no se siente seguro de hacer el reemplazo por cuenta propia, es mejor ir al taller; la inseguridad le haría cuestionar cada paso que dé y podría estropearlo.

Tampoco debe sentir presión por tener que buscar el repuesto que ha de sustituir, en línea puede conseguir gran variedad y a un coste menor que en el mercado convencional. No es necesario salir del taller o de casa para buscar el componente a reemplazar, entrando a https://www.piezasdesegundamano.es/ bastará con completar la solicitud y esperar a que le contacten para mostrarle las opciones, el pedido le será enviado a la dirección que les indique.